¿Qué son los padrinos de bautizo?

Qué son los padrinos de bautizo

Durante el bautizo, los padrinos dicen algunas cosas muy importantes y hacen promesas que durarán toda la vida. 

En el bautismo moderno de un bebé o un niño, el padrino o los padrinos hacen una profesión de fe para la persona que se bautiza el ahijado y asumen la obligación de servir como representantes de los padres si los padres no pueden o descuidan la manutención.

Bautizo

Bautizo

La formación religiosa del niño, en cumplimiento de las promesas bautismales.

Incluso cuando los padres brindan a sus hijos una educación religiosa, un padrino sirve para alentar el crecimiento espiritual del niño con el tiempo y se presenta como un ejemplo de otro adulto con madurez en la fe.

La práctica del apadrinamiento no se originó en el bautismo infantil sino en la costumbre que requería que un pagano adulto que buscara el rito fuera acompañado por un cristiano conocido por el obispo, un cristiano que pudiera responder por el solicitante y llevar a cabo su supervisión. 

¿Cuántos son los padrinos de bautizo?

De acuerdo con las Instrucciones de la Iglesia Católica, Un padrino, hombre o mujer, es suficiente; pero puede haber dos, uno de cada sexo. Nadie puede tener más de dos padrinos, ni nadie puede tener dos padrinos del mismo sexo.

¿Qué se necesita para ir de padrino de bautizo?

El sistema legal de la Iglesia especifica que en Para calificar como padrino, los candidatos deben ser:

  1. Tener 16 años de edad.
  2. Nombrados por los padres, tutores o el párroco.
  3. Persona católica que ha sido confirmada y recibió la Sagrada Comunión.
  4. Estar libre de penalidades de la iglesia.
  5. No debe ser el padre biológico o la madre del niño a ser bautizado.

Los cristianos no católicos pueden participar en los ritos católicos del bautismo, pero obviamente no pueden ofrecer las garantías requeridas del verdadero padrino, por lo que se les llama testigos.

Esas garantías implican un compromiso de fomentar la fe recibida por el niño de la Iglesia en el bautismo y ayudar a cumplir con los deberes que están implícitos en la nueva dignidad bautismal del niño, es decir, asistir a la iglesia

¿Por qué ser padrino de bautizo?

Los padrinos deben estar capacitados y listos para ayudar a los recién bautizados… en el camino de la vida cristiana. Capaz y listo significa alguien que está ansioso por servir, que abrazará con alegría el papel y quien puede estar disponible para tener contacto regular con el niño.

Se ofrece ayuda para facilitar el crecimiento de la fe católica, y se puede dar de una gran variedad de formas: rezar con su ahijado, rezar por su ahijado, enseñar oraciones, llevar a su ahijado a la iglesia.

Celebración

Celebración

Así como ayudar a su ahijado a prepararse para otros sacramentos, estar presente para la celebración de futuros sacramentos, posiblemente servir como el patrocinador de confirmación, dar buen ejemplo, ofrecer apoyo espiritual y aliento, hacer buenas obras con su ahijado y extender amabilidades especiales a su ahijado. 

Es extremadamente beneficioso para los padrinos leer, explicar y reflexionar sobre las Sagradas Escrituras con su ahijado, particularmente la vida de Jesús, así como otros personajes y eventos de la Biblia. También vale la pena discutir la vida de los santos. Un padrino ayuda al ahijado a practicar y perseverar en la fe.

Tipos de padrinos de bautizo

De dónde viene la tradición de los padrinos Después de todo, no hay mención de padrinos en la Biblia. El papel del padrino surgió cuando hubo una necesidad en los primeros tiempos cristianos de que alguien respondiera por el candidato generalmente un adulto que quería unirse a la Iglesia Católica, una guía al lado.

Avancemos rápidamente hasta nuestros días y esto sigue siendo un deber asociado con el padrino moderno. En la ceremonia bautismal, el padrino sustituye al niño, tomando los votos bautismales en su nombre, convirtiéndose en un padre espiritual además de los padres biológicos. 

Fuera de un contexto religioso, hay una tendencia emergente en Irlanda para las ceremonias de denominación, en oposición a los bautizos. 

Incluso aquí, sin embargo, la etiqueta padrino todavía flota. A veces se usa guía o quizás Anam cara. En cualquier caso, parece que aún existe la necesidad, independientemente de la afiliación religiosa, de reconocer a otros adultos importantes más allá de los padres en los primeros años de la vida de un niño.