¿Cómo elegir temas para discursos?

Cómo elegir temas para discursos

Independientemente de la naturaleza del evento, reunión u ocasión en la que haya sido voluntario o se haya visto obligado a hablar, hay ciertos pasos que puede tomar cada vez que seleccione un tema:

  • Paso 1: Identifique la naturaleza del evento de habla y el propósito detrás de él.

Averiguar cuál es la naturaleza del evento de hablar y el propósito principal detrás de él realmente puede ayudar a reducir un tema que sea relevante y adecuado para su propósito. 

  • Paso 2: Conoce a tu audiencia.

Es posible que no conozcas una única suela cuando se para frente a una audiencia en particular, pero hay puntos en común entre las personas que conforman cualquier audiencia. Esto puede ser tan simple como la única razón por la que todos están sentados en la misma habitación escuchándote. 

  • Paso 3: Piensa en lo que a ellos les importas.

Aquí viene la parte divertida. Ahora se trata de ti como el orador. Teniendo en cuenta la naturaleza del evento de oratoria y su audiencia, ¿qué temas relevantes son de tu interés personal?

  • Paso 4: Identifica las últimas noticias relevantes.

Elegir el tema correcto significa que debe ser relevante. La relevancia significa que debe ser actual. ¿Ha habido una explosión de medios sobre un tema en particular que sea de interés para ti y tu audiencia? 

  • Paso 5: Realiza una lluvia de ideas sobre todas las ideas posibles.

Con tu grupo de expertos llenos de una variedad de ideas, es hora de hacer una lluvia de ideas y documentar todas sus ideas, sin importar cuán salvajes o ridículas puedan parecer.

Discurso

Discurso

¿Cuáles son los temas de interés de los jóvenes?

Desafíos comunes que enfrentan los jóvenes, estos son los 8 temas principales de la juventud:

  • Depresión. 
  • Autolesiones.
  • Fugitivo o falta de vivienda.
  • Intimidación.
  • LGBTQ.
  • Agresión sexual o violación.
  • Trata de personas.
  • Embarazo adolescente.

¿Qué temas se pueden discutir en una mesa redonda?

Sin un plan sólido, las mesas redondas pueden parecerse mucho al tipo de reuniones de negocios de las que salimos de la oficina para escapar. Para evitar una discusión caótica o un evento inductor de bostezos, aquí hay algunos temas a tratar en una mesa redonda:

  • Contratos
  • Costeo y financiación.
  • Centros de datos en la nube.
  • Privacidad y seguridad.
  • Gestión De Servicios.
  • Servicios compartidos.
  • Pequeñas instituciones.
  • Sustentabilidad.
Hablar a una multitud

Hablar a una multitud

¿Cómo se construye un discurso?

Al escribir un discurso, tienes dos objetivos: causar una buena impresión y dejar a tu audiencia con dos o tres conclusiones. El resto es solo entretenimiento. ¿Cómo puedes hacer esos puntos cruciales? Considera estas estrategias:

  1. Sé memorable: en teoría suena fácil. 
  2. Ten una estructura: piensa en un discurso terrible. Qué te hizo perder interés. Lo más probable es que el hablante se desvió de un camino lógico.
  3. No desperdicie la apertura: con demasiada frecuencia, los oradores malgastan el momento en que su audiencia es más receptiva: la apertura. 
  4. Golpea el tono correcto: ¿Quién es mi audiencia? ¿Por qué están ellos aquí? ¿Y qué quieren ellos? Esas son preguntas que debe responder incluso antes de tocar el teclado.
  5. Humanízate: tú y tu mensaje son uno mismo. Si tu audiencia no te compra, también resistirán tu mensaje. Es así de simple. Sin duda, su lenguaje corporal y entrega dejarán la mayor impresión
  6. Repítete: todos hemos estado allí. Cuando alguien habla, nos vamos a la playa caribeña. O nos encontraremos perdidos y aturdidos cuando no podamos captar un concepto.
  7. Usar transiciones: a veces, el público no reconocerá lo que es importante
  8. Incluir teatro: crea un momento dramático que todos recordarán
  9. Final fuerte: Utiliza un cierre que cautive y deje a sus espectadores con alguna conclusión o moraleja fácil de entender.